jueves, 7 de enero de 2010

ESTAMPAS DE INVIERNO (II)



QUERÍA EL SOL VENCER FRENTE A LA NIEBLA

Quería el sol rasgar el denso manto
de la niebla que impide ver la helada
y, en la pugna tenaz, desesperada,
la blanca alfombra entona un triste canto:

¡Déjame ver!, gritaba con espanto,
del horizonte verde la arbolada
campiña, donde el grito de la azada
en el estío, alegre, tejió el canto.

Ahora, viste de blanco y es de acero...
ya no está verde, replicó la niebla...
El sol, se entristeció, porque en Enero

ya la escarcha, cruel, todo lo puebla...
Vanó será -pensó- todo mi esmero
que, antes de que no esté, será tiniebla.


Luis Madrigal





20 comentarios:

Alicia María Abatilli dijo...

Esa escarcha quizás no sea cruel, es la que permite conservar la primavera.
Un abrazo.
Alicia

Luis Madrigal Tascón dijo...

Es verdad, querida Alicia, tienes razón. Ojalá pudiera llegar pronto esa Primavera, más que "en conserva", en realidad vital. Si así fuera, yo ya no podría acordarme de la escarcha. Un beso invernal, saturado de frío, pero... con aliento de Primavera. Luis.-

El Capitán Escarlata dijo...

¡Caramba!,... buen Soneto, mi Señor,... buen Soneto.

Expresiones rasgando mantos varias.

Luis Madrigal Tascón dijo...

Gracias, mi Capitán. Yo no tuve el honor de luchar en Flandes, pero hago Sonetos como churros. Es decir, sou un "churrero" de sonetos. Pero si a Vuesa Merced le gusta este, me alegra y estimula su gusto. A tus órdenes mi Capitán, como siempre.

Pluma Roja dijo...

Permíteme decirte, que me encantó tu poema, contiene musicalidad, y unas figuras preciosas.

Saludos cordiales,

Placer leerte.

Mercedes dijo...

Me gustó tu poema, esa manera tan genial de poner a dialogar al sol y la niebla. Muy diestra tu pluma.
Hasta pronto.

Capuchino de Silos dijo...

Como siempre, disfrutando con tu precioso soneto.
¡Qué facilidad, Dios mío!
¡Cuánto te envidio! Con envidia sana, naturalmente.

Muchas gracias

Man dijo...

Ese diálogo que en ese estupendo soneto has parodiado entre el sol y la niebla es un paradigma universal. La eterna dicotomía de él y de ella.
Ella siempre gana pues luego, cuando la niebla pasa, al verla a ella, le llamará "mi sol".
La batalla está perdida pero... ¿que le va a hacer? Es su sino y a él le gusta ser su prisionero aunque, a veces, ella, sea la niebla.
Precioso soneto y bendita facilidad.

Luis Madrigal Tascón dijo...

Pluma Roja, claro que te permito que digas cosas amables acerca de mi soneto, es mucho mejor que la crítica "destructiva", aunque ésta sea la única y verdadera crítica, tan necesaria siempre. Te lo agradezco mucho, sobre todo viniendo de tan lejos y de una tierra tan querida para todo buen español. Patria además de uno de los gigantes de la Literatura hispano-americana de todos los tiempos, que estudió Derecho en la misma Univerisdad en la que tú Literatura. ¡Cuanto me alegro de haberte encontrado!. Te seguiré de cerca. Dime donde se pueden encontrar tus libros de cuentos, sin perjuicio de esa novela histórica, que parece muy interesante. Al menos, lo es para mí. ¡No menos que tus estudios de Teología!. Hablaremos también de Teología. Un cordial saludo, a todos los hermanos guatemaltecos, y naturalmente uno muy espeial para ti misma. Luis Madrigal.-

Luis Madrigal Tascón dijo...

Muchas gracias, Mercedes, me alegro de que te haya gustado el poema, pero no debes exagerar. Tengo pluma, casi siempre escribo con ella, porque no me gustan los bolígrafos, pero sinceramente no creo que sea demasiado diestra. En realidad, más que a la pluma, nosotros los de los Blog, utilizamos "la tecla". Tendremos que decir de alguien en lo sucesivo: "Tiene una tecla de oro", ¿verdad?.¿Tu eres novelista, no?. No sé donde lo he leído, pero tengo esa impresión. Yo, también estoy terminando (desde hace varios años) una novela. Si la termino por fin (es cuestión de quitar más que de poner) ya me dirás dónde puedo encontrar un editor. Mi cariñoso saludo, Mercedes. Siendo malagueña tienes que ser muy simpática. Hasta cuando quieras. Luis.-

Luis Madrigal Tascón dijo...

Gracias, muchas gracias, querida "C" (ya sé cómo te llamas, pero mientras tú no quieras decirlo, ningún derecho tengo yo ni nadie a hacerlo. No sientas la menos "envidia", aunque sea sana, lo cual es muy propio de ti, la sanidad, de conciencia y de espíritu, por lo que a mí me parece. El soneto, no es facil, desde luego, pero al decir esto tenermos que estar hablando de Lópe de Vega, Garcilaso, Lorca y demás maestros. De todas formas, es la reina de las estrofas, por la obligada musicalidad de su estructura. Ya sabes que los italianos lo llamban "il Suono". Si te gustan los sonetos, tienes que intentarlo, proponerte componer uno. Después, vendrán los demás. Es mi opinión. Luego veré que has publicado hoy. Hasta mañana, "C", recibe mi cariñoso saludo. Luis.-

salvadorpliego dijo...

Muy bueno el cierre de estos versos. Te felicito.

Un placer leerte.

Luis Madrigal Tascón dijo...

Querido Man: ¡Eres genial...! Vaya tipo. Te juro que no tenía ni idea de haber construido una parodia , bueno eso de algún modo, sí fue a propósito. Pero lo de la dicotomía de él y ella, en la qye siempre es ella la que gana, mientras él se resigna,con gusto, a ser su prisionero, eso, es absolutamente cosa tuya, y puedes "patentarla", quiero decir inscribirla en el Registro de la Prpopiedad Intelectual. Sinceramente, me pareces -sin el menor intento de tratar de minusvalorarte como autor- un excelente crítico literario. ¿Te has dedicado o dedicas a ello?. Lo haces muy bien, sí señor, y conste que no lo digo porque te parezca "estupendo" o "precioso" mi humilde soneto. Un fuerte abrazo de colega y amigo. Luis.-

Luis Madrigal Tascón dijo...

Muchas gracias, Salvador. Yo también te felicito por tu extenso Poemario. Un cordial saludo. Luis Madrigal.-

Man dijo...

Querido Luis. ¡Pobre de mí! Si miras mi perfil te darás cuenta de que en él no hay nada que tenga que ver con el estudio de las letras. El único ingeniero que conozco que se dedicara a las letras (premio Nobel, y de aquella manera) fue D. José de Echegaray.
Soy un auténtico intruso y un novato. Lo que sí es cierto es que la sensibilidad no se estudia en ninguna universidad y toda la literatura, pienso, es sensibilidad. Sale de “los adentros” (en términos taurinos) y si entras en esos terrenos, si interiorizas, encuentras cosas maravillosas que no se ven desde fuera.
Por supuesto en tu poema yo he interpretado un diálogo del sol y de la bruma-niebla y la he extendido a binomio universal de “el” (sol) y “ella” (niebla) y de ahí ya puedes despejar la ecuación como Dios te dé a entender que tomes el camino que tomes siempre ganará ella, Cuando “la” niebla se vaya, vendrá “la” primavera y “el” sol, lejos de vengarse en la derrota de “la” niebla le sonreirá en “las” flores y “el” sol perderá su propia identidad por ella y le dirá “sol mío” a “ella” y… Lo dicho, batalla perdida. ¿O no?.
Se me ocurre esta ecuación.
EVA + MANZANA = ADAN + X
Ya me dirás qué te sale X.
Como perorata y broma está ya bien. ;-)
Un abrazo, leonés.

Luis Madrigal Tascón dijo...

Mi querido Man: Está visto que eres un tipo muy especial. Me he reído mucho contigo, tras tu último comentario. Pues, verás: No eres el único ingeniero humanista, aunque el Premio Nobel a Echegaray, personalmente, me parece una desproporción y un insulto a la Literatira y a Nobel. En mi etapa de Abogado de RENFE
, en contacto permanente con ingenieros y, además de Caminos, Canales y Puertos (no va más), ciertamente sólo puede encontrarme con tres humanistas, y lo eran de verdad. Incluso una vez, uno de ellos, me dijo que todos habíamos estudiado en los mismos textos, tanto Latin, como Lengua, Literatura e Historia, sólo que él además había estudiado Matemáticas y Física. Bien. Dicho esto, estoy completamente de acuerdo contigo. Tú no eres ningún novato, ni menos un intruso. No sólo sucede que, como bien dices, la sensibilidad no se estudia, se tiene o no, estudies lo que estudies y, aunque discrepo en lo que respecta a que toda Literatura sea "sensibilidad", (hay géneros literarios para los que no es necesario sensibilidad alguna), en general estoy de acuerdo, si con ello te refieres a la Poesía, sea en verso o en prosa. Mi vulgar poema (y hasta malo, te aseguro que, sin ánimo de presumir, los he escrito mucho mejores) está muy bien interpretado, aunque no fuera esa mi intención, lo cual hace mucho más meritoria la interpretación. Seguiremos dialogando. Es un verdadero placer poder hacerlo contigo, querido Man. No puedo despejar la incógnita de la ecuación, porque me apresuré cuanto pude a que se me olvidaran cuanto antes las pocas Matemáticas que supe. Ahora veo que cometí un grave error. Actualmente, todos los grandes filósofos del mundo son matemáticos, aunque no todos los grandes matemáticos (y menos aún los que se limitan a "operar", en vez de a pensar matemáticamente) sean filósofos. No se puede ya uno acercar a la Filosofía, sobre a todo a la Cosmología o a la Filosofía de la Ciencia (prototipo y Padre General, Karl Popper), sin saber Matemáticas y Física. Como sabrás, ya había dicho mucho antes Platón, situando la frase en el forntispicio de su Academia: "No entre aquí quién no sepa Geometría". Por eso yo tuve que dejar de leer Filosofía puntera, porque no entiendo nada. Tú, amigo mío, estás en el mejor camino. Un fuerte abrazo murciano.¡Murcia, que bella eres!. Tu amigo, Luis Madrigal.-

Candela Martí dijo...

Luis, un hermoso soneto invernal que deja muestra de tu maestría en este tipo de estructura poética. Me han gustado mucho esas imágenes tan bellas que usas en el poema y que llenan los ojos en su lectura.
Te dejo mis felicitaciones y mis mejores deseos para este año que comenzamos.

Un cordial abrazo.

Luis Madrigal Tascón dijo...

Muchas gracias, Candela. Te deseo lo mismo y te seguiré habitualmsente, a lo largo de este nuevo año, en tu producción literaria, que también me gusta mucho. Un abarazo. Luis.-

Marga Fuentes dijo...

No puedo opinar sobre el soneto, querido Luis, estoy con la cabeza perdida últimamente y me es difícil leer como a mi me gusta.
Paso a decirte con gran emoción, que tu gesto de hoy no lo olvidaré jamás.
Gracias por estar, gracias por ser...
Gracias.
Un beso y un abrazo con mucho cariño,

Luis Madrigal Tascón dijo...

Queridísima Marga: En estos momentos de tan intenso dolor para ti, lo único que se te puede pedir es que te ocupes tan sólo de "dolerlo", porque únicamente tú puedes hacerlo, pero cuando lo hayas hecho, llegará la paz, la concentración mental, el inmenso alivio que, tras él, deja el dolor, y sobre todo y siempre el plácido y amoroso recuerdo de esos dos seres tan queridos para ti, porque ellos siguen viviendo. No hay más que una sola Vida... en dos etapas, como las carreras ciclistas. Soy yo quien no olvidará nunca lo que me has permitido vivir esta mañana. Un beso. Luis.-