sábado, 23 de enero de 2010

SE SERENA EL ALMA



ESA VOZ QUE HABITA DENTRO

I

Oígo una voz
que gime allá dentro de mi alma...
Como un temblor,
agita el despertar, roba la calma...
Es el dolor.


II

Alguna vez,
veo que, entre mi sueño, se desata
de fervor
y, en un súbito vuelo, me arrebata.
Es el amor.


III

Quiero saber
por qué llegó hasta mí, un día, cargada
de alborozo
y cómo se hizo en mí, voz tan amada y...
sumo gozo.



Luis Madrigal




4 comentarios:

Man dijo...

Querido amigo Luis. Si hubieras nacido en el s XVI no dudo de que estaría ahora carteándote con los dos mayores místicos de nuestra literatura.

Rotundo y profundo poema.

Mercedes dijo...

Unas palabras llenas de contenido y poesía, cosa nada fácil.
Enhorabuena.

Pluma Roja dijo...

Un poema lleno de poesía, completo.

Saludos cordiales,

Hasta pronto

Luis Madrigal Tascón dijo...

Gracias, muchas gracias. Man, yo no soy precisamente un místico, aunque en ocasiones el sentimiento puede más en mí que la razón, afortunadamente. Pero no son muchas, sino quizá bastante pocas. Por otra parte, ten en cuenta que al tipo más "golfo" en su época, Lópe de Vega, sólo le supera en Poesía mística San Juan de la Cruz. Casi todo es un puro misterio. Marcedes, estoy leyendo tu novela, pero aún no puedo darte mi opinión. Quizá, como ya decía Man, puede surgir algún conflicto lógico que tendrías que resolver. Pero, desde luego, te animo y te felicito. La novela es un género sumamente difícil. Pluma Roja, tengo alguna dificultad para encontrar lo que tú escribes en el Blog, que me parece colectivo, o algo similar. No soy experto en esto de Internet. ¿Podías decirme, por favor, cómo puedo llegar hasta tu obra literaria?. Gracias. Un abrazo a todos. Luis.-