miércoles, 12 de enero de 2011

SIN DUDA, ERA UN SANTO




INMINENTE FIRMA DE DECRETO
DE BEATIFICACIÓN DE JUAN PABLO II


ROMA, 12 Ene. 11 / 11:02 am (ACI)

Diversos medios italianos publicaron hoy que los cardenales y obispos de la Congregación para las Causas de los Santos aprobaron ayer el milagro atribuido a la intercesión de Juan Pablo II y aseguran que solo falta la firma del Papa Benedicto XVI en el decreto de beatificación.

El vaticanista del diario Il Giornale, Andrea Tornielli, señala que los miembros de la Congregación para las Causas de los Santos se reunieron ayer por la mañana en la sede de este Dicasterio y "examinaron y aprobaron el milagro atribuido a la intercesión de Juan Pablo II".

Este milagro, recuerda Tornielli, consiste en la curación de una religiosa francesa, la hermana Marie Pierre, que padecía de Parkinson, luego que su comunidad pidiera la intercesión del Papa peregrino.

Al mismo tiempo, el vaticanista Marco Tossati del diario La Stampa señala hoy en su Blog que la beatificación de Juan Pablo II podría suceder en Abril u Octubre de este año, "como ya anunciaban desde hace un tiempo fuentes en Polonia".

Tossati considera dos fechas para la eventual ceremonia beatificación: el 2 de abril, día en que falleció Karol Wojtyla en el año 2005, o el 16 de octubre, aniversario del inicio de su pontificado en 1978.

La agencia ANSA agrega que al parecer el sábado próximo el prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, Cardenal Angelo Amato, podría presentar al Papa el decreto de beatificación de Juan Pablo II para firmarlo y establecer la fecha de este esperado evento.


4 comentarios:

Paqui Quintana Vega dijo...

De todos los papas, entre los que conozco por la historia los pocos que he conocido, este tiene sobre mí un poder precioso.
Tenia algo especial.
Un cordial saludo.

Man dijo...

Sin lugar a dudas "es" un Santo.
Gracias por la noticia

Luis Madrigal Tascón dijo...

Coincido por completo contigo, Paqui, y eso que yo conocí a Pío XII, cuyo magisterio es pieza clave de nuestra fe, pero este hombre santo de Polonia tenía eso que tu dices, "algo especial". Nos sigue protegiendo a todos desde el Cielo.

Luis Madrigal Tascón dijo...

Tienes mucha razón, MAN. Fue, era y es un santo. La santidad, sólo Dios la conoce, pero es eterna. Celebro haber podido darte esta feliz noticia, que a todos nos llena de alegría. Un abrazo.