domingo, 13 de febrero de 2011

CANTO DESESPERADO AL IMPOSIBLE (EPÍLOGO EN TRECE POEMAS) (XI)





XI


NO SURCARÉ MÁS EL VACÍO


El tiempo concluyó… Cesó el arado
de surcar y surcar en el vacío.
La lluvia se agotó… Se secó el río
y con él terminó cuanto te he amado.

¡Cuánto lamento haberme enamorado,
si de nada te vale el amor mío!
El tuyo, ya no es tuyo… Y no porfío,
mi alma ya no puede… Estoy cansado.

Si alguna vez tu mente no se olvida
del fuego en el que ardió mi triste historia,
si pasan años y años de tu vida

y sigue golpeando en tu memoria,
mantenla entre las sombras escondida
y apártala de ti... será ya escoria.




Luis Madrigal




2 comentarios:

Poetiza dijo...

Hola Luis, hermoso y triste canto amigo. Un soneto que me llega al alma. Besos, cuidate mucho.

Luis Madrigal Tascón dijo...

Muchas gracias, Sandra, de ser como dices, todo lo que de verdad llega al alma, merece la pena no sólo ser conservado para siempre, sino "anidar" ahí. Un beso. ¡Viva Méjico lindo! Luis.-