jueves, 3 de marzo de 2011

SE ESFUERZA LA RAZÓN... PERO EL AMOR NO MUERE



Tiembla inquieta un vela y no se apaga,
aunque muera la cera que crepita,
como un corazón tierno, que palpita,
no encuentra ya el camino mientras vaga.

Errante, sin errar, sin que mal haga
a otro corazón, que fuera habita
y su lejano eco amor concita,
sin que nada lo evite ni deshaga.

No puede el corazón oír razones,
ni la razón sentir... Ni el pecho herido,
mientras gotea sangre, oír canciones.

No puede mi razón, por más querido
sea  -al fin-  el fin de mis pasiones,
al amor dejar hoy, si ayer ha sido.


Luis Madrigal










6 comentarios:

Pluma Roja dijo...

Pobre Cupido, cayó muerto, habrá que revivirlo. Nunca es tarde.

Precioso soneto como todos.

Un fuerte abrazo querido Luis.

La música, justa.

Francisca Quintana Vega dijo...

Normalmente,sentido o fondo del poema se comienza vislumbrándose en los primeros versos y se va mostrando poco a poco, en los que le siguen.
Aquí,en este soneto, los dos primeros versos contienen la esencia del poema.Es un soneto de gran calidad.
UN saludo

Francisca Quintana Vega dijo...

Quise decir:
Normalmente, el sentido o fondo del poema, comienza vislumbrándose....etc etc..

TOÑI dijo...

Hoy no se por donde empezar,me "toca tanto",me parece precioso.Pero el amor no muere......me quedo con,al amor deja hoy,si ayer ha sido.

RAFAEL LIZARAZO dijo...

Hola, Luis:

De ayer a hoy, de hoy a mañana... El amor siempre será.

Abrazos.

Ángeles Hernández dijo...

Tus sonetos , Luis , son pequeñas obras de arte. Este de hoy eb concreto que transmite un corazón apasionado aun en la ausencia, es bellísimo , triste y a la vez entrañablemente dulce .

Un abrazo. A.