viernes, 30 de diciembre de 2011

EN TIERRA CALCINADA




ME MUERO MIENTRAS VIVO


Me muero de tristeza, estando vivo...
¿Y si la muerte 
habita silenciosa en mi morada?
¿Dónde encontrar la vida,
si la suerte,
aciaga cambió el paso y la pisada?
¡No lloraré...!
¿De qué vale un lamento
que se pierde en el aire
y sólo vuelve
tan crudo y sin aliento, al caer la tarde?
Aquí he de respirar,
vivo y doliente,
mientras espero... nada.
Y, si la muerte
es todo lo que tengo,
al menos algo es mío...
Fui sólo un soplo ayer
y ya ahora vengo...
¡Y siento como ayer un hondo frío!


Luis Madrigal




3 comentarios:

RAFAEL H. LIZARAZO dijo...

Hola, Luis:

Ojalá que en el 2012 se te cumplan todos los deseos y seas muy feliz junto a tus seres queridos.

Abrazos.

Francisca Quintana Vega dijo...

Es triste....pero majestuoso.Mi cordial saludo.

Luis Madrigal Tascón dijo...

Muchas gracias por la Felicitación, Rafa, y también a ti, Francis, por tu elogio. Recibid un abrazo. Luis Madrigal.-