sábado, 27 de octubre de 2012

ABAJO EL TELÓN




YA, A LA VUELTA DE LA ESQUINA,
ESPERA EL LARGO Y CRUDO INVIERNO







8 comentarios:

María Bote dijo...

Gracias, por la belleza que nos regalas a través de estos dos vídeos. Mi padre era músico y una de sus piezas musicales favoritas era "La Leyenda del Besos". Mi madre escribía y recitaba poemas y, era una admiradora absoluta del autor de "Las oscuras golondrinas" y del poema en concreto; ya ves, a veces te tropiezas en la vida con casualidades que parecen milagros.

Me he emocionado hasta las lágrimas.

Hasta siempre, amigo. María

Luis Madrigal Tascón dijo...

María,cuánto siento que tengas que escribir en pretérito, al referirte a tus padres. Tu padre, "era" y tu madre "escribía y recitaba". Veo que te sucede lo mismo que a mí. Pero no sufras lo más mínimo, porque ellos siguen viviendo y siguen queriéndote y protegiéndote. Hasta muy pronto. Es verdad que el Invierno, aún no ha comenzado pero, aunque será largo y crudo, debemos ir ya vislumbrando la Primavera, porque volverán a nacer las rosas.Saludos a Francis y, si visitas algún otro Blog amigo, no te olvides de dejar en él un saludo de mi parte. Hasta pronto, María. Un beso. Luis Madrigal.-

Francisca Quintana Vega dijo...

Hola, estimado señor Madrigal.
Voy a reñirle un poquito,con toda la mejor intención.
No hay que valorar cuánta gente comenta en los blog, sino la gente que comenta siempre, con sinceridad y aunque no vayamos al suyo, o sea, los incondicionales.
Usted no tiene muchos pero ¿quién tiene? Todos tenemos poquitos, porque la gran mayoría tiene seguidores porque emplea mucho tiempo en comentar, y claro, ocmo decía mi madre..."son panes prestados".
Bien, pues María, yo y más personas de las que no me sé el nombre, le comentan, y eso es bastante, o no?....a nosotras nos encanta su poesía y lo que escribe...y la prosa a veces, no la comento porque tiene un nivel muy alto para mí y me sobrepasa. Pero bueno...el caso es que tiene lectores y lectoras, pocos, pero fieles. ¡No deje de publicar! ¡Olvide esa fijación en el ocaso! ¡Nadie sabe qué tiempo le queda! ¡Se mueren niños todos los días y mujeres jóvenes de cáncer!
No, no piense en negativo. Si no hay unas sensaciones en esta edad, hay otras y ...debe valorarlas.
Escribe de maravilla, está vivo...y tiene familia y amistades.
Escriba...y si se aburre, comente blog...yo lo hago cuando tengo tiempo y...luego, ellos vienen.
Ande...anímese...usted tan creyente, piense que Dios no vería bien que usted no valorara todo lo bueno que tiene y que él le dio.
Suba ese telón, y que su poesía aparezca...si no tiene nuevos, ponga de los que leímos ya, nos da igual, pero ¡¡Suba ese telón!. Mi cordial saludo. Y que sepa que si no vengo a comentar un poema es que no he comentado ningún blog...esto con el proyecto de trabajo.

Francisca Quintana Vega dijo...

Estoy preparando la publicación de un libro. La mitad poemas de mi marido y la mítad míos.De los escritos en los últimos quince años. Era algo que nos propusimos hace años. Ve?...son pequeñas ilusiones, pero que alegran mucho la vida.¿Por qué no se anima y publica algo?
Problemas...todo tenemos, pero, mientras veamos amanecer cada mañana, mientras formemos parte de este maravilloso universo, hay que luchar contra la adversidad, y valorar cada minuto de vida, agradecer lo bueno.
Mi cordial saludo, estimado señor Madrigal. ¡Animo!

Francisca Quintana Vega dijo...

¡Vaya! Venía a ver si se había animado y tenía algo nuevo, pero ...¡ni siquiera me ha respondido!.
Respetaré, pues,su decisión. Un saludo. Adios.

Luis Madrigal Tascón dijo...

Querida Francis: Te agradezco tu buen espíritu y tus buenos deseos. No te inquietes, volverá a alzarse ese telón que ahora ha caído. Celebro tus proyectos y me alegraré mucho de que todos ellos sean un éxito. Mi más afectuoso saludo. Luis Madrigal

Francisca Quintana Vega dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Alicia María Abatilli dijo...

¿Cuándo inicia otra vez la función?
Tienes muchas entradas vendidas con anticipación, no lo olvides.
Cuidate mucho, Luis.
No dejes de escribir, jamás.
Alicia