martes, 23 de julio de 2013

MOLINO QUE TUS ASPAS MUEVE EL VIENTO



¡UNA GOTA DE AMOR, SÓLO UNA GOTA…!

Molino que tus aspas mueve el viento,
dile a aquel Árbol, del agua tan distante,
que absorba de mi amor sólo una gota,
para sin sed vivir en cada instante.

Árbol, en tierra seca  -casi muerto-
a las nubes del cielo sube tu ansia
de vivir, con tu ramaje verde
enarbolado al sol, para dar sombra.
¡Pide con fe la lluvia a mares,
hasta verte inundado, aunque zozobres,
cual débil barca, hecha a la Mar en tierra!

Nubes del cielo,
lloved sobre aquel Árbol, de sed muerto,
caído y seco ayer, en duro suelo.
Clamad a vuestra hercúlea fuerza, que suscite
una cruda batalla, de agua y rayos…
¡Quizá, si llueve así, hoy resucite!


Luis Madrigal





5 comentarios:

Alicia María Abatilli dijo...

Hola, Luis.
Gracias por recordar aquel molino y ese árbol suplicante.
Te dejo un abrazo.

Francisca Quintana Vega dijo...

Un poema que me impresionado...será que estoy sensibilizada con la enfermedad de mi padre (ya estabilizado, por ahora) que creo que el poema podía aplicarse a una petición de muchas cosas...salud, fe, de Vida...en fin, es muy hermoso. Gracias por su comentario. Mi padre fue dado de alta ayer. Mi cordial saludo. María volverá el viernes de sus vacaciones.

Francisca Quintana Vega dijo...

Hola, D. Luís...ya no recuerdo si le he comentado el poema...con tanto jaleo como he tenido con la hospitalización de mi padre..
Todo lo que escribe usted es bueno, ya lo sabe, y este poema lo es. Es una metáfora completa muy bien dirigida. Si le soy sincera lo he tenido que leer varias veces porque no conseguía entenderlo bien del todo. Mi cordial saludo.

Francisca Quintana Vega dijo...

Hola, D.Luís....¿se encuentra bien? espero que su ausencia se deba a las vacaciones, o como mucho...a que se ha tomado unos días de asueto. Mi cordial saludo, como siempre.

RECOMENZAR dijo...

Ha sido un placer poeta encontrarlo
Me llevaste a mi pasado con Beker
besos