miércoles, 26 de marzo de 2014

ENTRE PESADAS SOMBRAS



BRILLARÁ AL FIN LA LUZ


Verde está el campo. Nubes en el cielo
presagian nuevas lluvias al poniente
que serán blancas perlas, la simiente
de doradas espigas sobre el suelo.

El viento canta alegre, con anhelo
de despertar del sueño, y tan valiente
que las nubes aparta. Sólo siente
la alegría que siembra bajo el velo.

Al fin, los días de luz verán la brisa
que desde el Mar envuelve dulce aliento
y las tardes de estío  -sin gran prisa-

correrán junto al sol. Serán cimiento
de la vida serena y de la risa
que alegrará en el alma el sentimiento.


Luis Madrigal





Arriba, preciosa fotografía de Jeff Woodard

2 comentarios:

María Bote dijo...

Un auténtico deleite, el soneto y la música.

Besos y buen fin de semana, amigo poeta.

Manuel Enrique Mira dijo...

Tiempo ha; tiempo ha, querido amigo leonés, que no vengo a visitarte. A beber de tus sonetos; a deleitarme con tu música. No es porque te haya olvidado, no, pues te tengo muy presente.
He abusado de tu bondad y en mi novela, que ya está en imprenta, un sargento llamado Madrigal y para más señas, leonés él, al grito de ¡Viva España! ¡Viva León! rugía como tal, cargando contra los mambises en Cuba.
Cuando estas cosas escribía, y otras más, pensaba en ti.
Espero que el 23 esté ya en las librerías (algunas) mi novela "El murmullo del tiempo"
Un abrazo mi sargento Madrigal. Uno fuerte comó tú, leonés