sábado, 23 de agosto de 2014

SÉPTIMA SERIE DE SEGUIDILLAS



DOS ROSAS PARA ALMAS VENCIDAS


Me levanto temprano
por la mañana
para ver desde un puente
correr el agua.

II

Agua que corre lenta
hacia el molino
para moler el grano,
si el grano es fino.

III

Si además es de trigo,
pan blanco y recio
a los cuerpos cansados
traerá el anhelo.

IV

A las almas vencidas,
junto a una rosa,
llevará mil suspiros
y olor a otra.

V

Una rosa de luz
que embriague calma
y otra, roja de fuego
que abrase el alma.


Luis Madrigal


Las Navas del Márques (Ávila)
23 de Agosto de 2014

2 comentarios:

Alicia María Abatilli dijo...

Rosas que cortan el aliento.
Hermosas entradas andas regalando, Luis.
Ojalá muchos te lean.
Abrazos

Francisca Quintana Vega dijo...

¡Me encantan las seguidillas!También son muy interesanes sus últimas entradas en prosa...aunque yo, a veces, me pierdo y tengo que volver a releer jaja..mi mente no alcanza a la suya...tiene usted una gran cultura. En fin...¿qué tal se encuentra, D.Luís? No sé nada de usted desde haced tiempo. A ver si nos pone unas letras. Reciba nuestro abrazo.