miércoles, 2 de noviembre de 2016

DÍA DE LOS DIFUNTOS SANTOS








A LOS QUE FLOTAN SOBRE EL AIRE


Entre los nimbos flota vuestro aliento,
no importa de qué cuerpo esté vestido,
ni importa de las horas el latido
que del tiempo a lo Alto llevó el viento.

Roto quedó en la noche el movimiento,
el frío y el calor... Mudo el sentido.
Para siempre, la angustia del gemido,
que al llanto la alegría puso acento.

Un profundo pesar alza su vuelo,
que el recuerdo agudiza como acero,
sin advertir lo más alto del cielo,

donde todo es feliz... En ese anhelo
esperasteis subir, como yo espero,
al despejar la luz tan negro velo.


Luis Madrigal




2 comentarios:

Alicia María Abatilli dijo...

Hola, Luis. Gracias, muchas gracias.
Rezas por mi madre?
Te dejo un abrazo.
Alicia

Luis Madrigal Tascón dijo...

Sí, Alicia, nos encontramos frecuentemente. Ella está también entre cuantos quise y todos ellos ya se conocen. No necesitan presentaciones. Tú también puedes encontrarte con ella, hablarle o pedirle lo que desees, en otra dimensión de onda, además de recordarla diariamente, como sin duda ya haces. No te aflijas. No tengas miedo. Un beso. Luis.-