viernes, 25 de noviembre de 2011

ENTRE LA VIGILIA Y EL SUEÑO



UN SONETO EN LA NOCHE
Y OTRO AL DESPUNTAR EL ALBA



I

Porque quiero creer, creo


OSCURA LUCHA POR LA FE


¡Alúmbrame, Señor, que nada veo,
que mi razón es ciega y nada alcanza…!
Mi corazón, destila destemplanza
al hombre que ahogo, en mi creer ateo.

Elevo mi mirada y mi deseo
de hallar entre la niebla tu Bonanza,
y ni puedo lograr más confianza
ni puedo creer más de lo que creo.

La vista dirigida siempre al Cielo,
perdóname, Señor, si no mantengo
y, arrastrando mi paso, nunca vuelo.

¡Aliéntame, Dios mío, si aquí vengo
buscando mi refugio y tu consuelo…
Mas, Señor, si te busco… es que te tengo!




II

La Verdad, nos hará libres


VERDADERO HOMBRE


Hace el arroyo caudaloso al río;
la nieve, a la montaña, más hermosa,
como al rosal hace brillar la rosa
y el hielo hace al Invierno aún más frío.

La Juventud, muestra al pasar el brío
y el color del cristal la mariposa…
Mañana  -el polvo que ha de ser-  la losa,
como la nada el corazón vacío.

Al árbol, su ramaje da la vida
cuando en la flor el fruto ya es certero.
Como un “adiós”, anuncia despedida.

Al encender el fuego de un brasero,
el humo hace sentir pronto su huida
y la Verdad, al hombre, verdadero.



Luis Madrigal
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

4 comentarios:

Francisca Quintana Vega dijo...

Cuando veo, desde mi blog, que ha cambiado la foto del icono de este blog...sé que ha subido una entrada nueva...jaja...y me da alegría porque puedo leer un nuevo poema maestro.
Sobre todo, sus sonetos, son una joya. Respeto todo estilo si es buena poesía, pero...desde luego soy una enamorada de la rima y un buen soneto me emociona.
A ver si hay pronto en las librerías una buena selección de ellos. Avíseme si sucede.
Mi cordial saludo.

Man dijo...

Querido amigo leonés: No sé cuándo dejarás de sorprenderme con tus profundos sonetos, ni quiero que lo hagas; siempre los espero. Tu fondo es inagotable y de una sensibilidad exquisita. Eres hombre de contrastes: rugidos de león y baladas de cordero.
El primer soneto viene directo, para mí, en este tiempo. Gracias.
Un abrazo de tu amigo murciano.

Alicia María Abatilli dijo...

Excelente, Luis.
Los dos, a mí me gusta más el segundo, pero el primero también.
Los dos para aplaudir una y otra vez.
Eres un maestro.
Alicia

stella dijo...

Dos sonetos que me llegan al alma esta mañana, dos bellos poemas de fé, de amor..de espera y confianza, gratisimo ha sido leert
Un abrazo
Stella