miércoles, 31 de diciembre de 2014

SE RESISTÍA A LA MUERTE




LA FORTALEZA DE UNA FLOR

Sentía la flor el frío del Invierno,
mas en su lecho gélido dormía.
Su blanca tez al hielo resistía,
cual si fuera su sueño el sueño eterno.

No añoraba el calor, aquel infierno
que en Julio la mataba al mediodía
y, a pesar de la escarcha, sonreía
recordando que fue capullo tierno.

Sus pétalos yacían, casi ajados,
sin declinar por ello la sonrisa.
Y los ecos del viento, ya apagados,

vagaban desde el Norte, con la brisa
que vestía de gris los días helados,
sin tener en morir ninguna prisa.


Luis Madrigal




Adagio del Concierto Nº 5 en Si Memol
de Arcangelo Correlli

Arriba, Leontopodium Alpinum


FELIZ AÑO 2015
a todos quienes se acerquen a este humilde Blog





Luis Madrigal

3 comentarios:

Alicia María Abatilli dijo...

¡Gracias! Y feliz 2015 para vos, Luis.
Nada de flores muertas, es mejor observar ese pimpollo a punto de abrir.
Te cuidas por favor.

salud equitativa dijo...

querido amigo, este blog es un poema en sí mismo, Feliz 2015 con salud y labores. un abrazo andino que dure todo el tiempo por venir.

María Bote dijo...

Precioso soneto para comenzar el año. Feliz año 2015; salud y paz.

Saludos afectuosos. María