viernes, 6 de noviembre de 2015

CUANDO SE OCULTA EL SOL



BUSCO LUZ EN LA NOCHE


Quiero quedarme quieto y, en mí mismo,
entrar a lo más hondo, donde habita
la única verdad... Busco la cita
que conmigo me libre del abismo.

Del existir sin mí  -y sin cinismo-
sólo por mí y en mí mi alma grita
cual calla entre silencio el eremita
que aleja de su alma el eretismo.

El tiempo nunca pasa y el que viene
llega, a la vez que huye el sentimiento
de azucenas en flor. Que nadie tiene

en su mano el tiempo ceniciento,
ni puede remediar que tanto apene
en la noche pasar de luz hambriento.


Luis Madrigal



1 comentario:

Alicia María Abatilli dijo...

Pero mañana regresa, el sol como un yoyo, va y viene...
Abrazos, LUis