miércoles, 9 de febrero de 2011

CANTO DESESPERADO AL IMPOSIBLE (EPÍLOGO EN TRECE POEMAS) (VII)





VII



LO QUE FUE DEVENIR HOY ES PASADO


Azota el frío el rostro, ya aterido,
y el desamor el alma, que se hiela
por falta de calor, cuando una vela
palpitó un día junto al pecho herido.

¡Cuánto te pude  -amor-  haber querido...!
si el tiempo, que es misterio, ayer congela
su veloz paso y el espacio anhela
unir la tierra al Mar embravecido.

Hoy ya el tiempo no está. El Mar separa
lo que fue devenir y hoy es pasado,
para afligir mi alma acongojada

por lo que pude amar y no he amado,
si cuando aquella vela, ya apagada,
junto a su ardiente llama hubiera estado.



Luis Madrigal



11 comentarios:

Pluma Roja dijo...

Lo pasado, pasado. Lugares que duelen hay pero lo pasado, pasado. ¿Qué duele? El desamor ¿o nuestra frialdad interna? ¿Esa frialdad que apago la vela? Es sólo de volver a encenderla, hay que darle vida a los años y solo uno, sabe como hacerlo.

Bello soneto como todos.

Triste, muy triste eso sí. Pero bello.

Un fuerte abrazo.

Mariana dijo...

Tierno, Luis, un poema muy tierno.
Cariños de siempre

Man dijo...

Querido amigo Luis Ya no sé que pensar de ti, ni quien eres tú que tanto amor porfías.
Quizá la historia me lo diga. Quizá estuve viviendo al lado de un insigne poeta y el que estaba en Babia era yo.
Me anonadas; me acomplejas.
Te estrujaría como a una naranja para conocer ese amor que habita en ti. Esa fuerza que te hace escribir tan bellos poemas con esa intensidad.
Ese canto desesperado al imposible...
Eres un misterio, como enigmática es esa partida de ajedrez que propones... ¿Con quién?
Un abrazo

Paqui Quintana Vega dijo...

Hola, espero que esté bien.
Sigo pensando que la melancolía es la mejor cuna de la poesía.
Precioso soneto. Un cordial saludo.

Paqui Quintana Vega dijo...

Quiero añadir que,sintiéndolo mucho, no tengo tiempo de llevar al día todos los comentarios en los blg amigos......de hecho, yo espacio bastante mis propias entradas, pues entre mi familia, casa y trabajo, está repartido casi todo mi tiempo. Pero vendré a leer sus poemas siempre que pueda.
Un saludo.

Ángeles Hernández dijo...

Poemas de desamor, de añoranza , seguramente una sola pero expresada de tantas maneras que me descubro ante el autor. No solo la variedad, también la calidad de esta poesía me esta atrapando.
Hoy utilizas el calor perdido y el frío de la ausencia pero -como me atrevo a analizar con mi razón lo que hace surgir la emoción.

Solamente: gracias por transmitir con tanta belleza y sentimiento, de lo que solo tu corazón puede hablar .

Un abrazo. A.

Luis Madrigal Tascón dijo...

Muchas gracias a todos, queridos amigos.
Aída, agradezco mucho tus elogios, pero, aunque el pasado "no existe", sí deja secuelas, como los accidentes de circulación, por poner un ejemplo puramente material. Y las secuelas del alma son más inhabilitantes aún, más hondas y humanamente dolorosas. No es tan fácil "encender" o "apagar" velas. Sobre todo cuando no depende de uno mismo. Un beso, gracias por tus reflexiones.

Luis Madrigal Tascón dijo...

Querida Mariana: Tú si que eres, de verdad, tierna y dulce. Tienes que permitirme escribir un día algo sobre tus nobles perros, esas criaturas tan deliciosas a las que sólo falta hablar. Te dvuelvo tu cariño. Un beso. Luis.-

Luis Madrigal Tascón dijo...

MAN, querido amigo: Nada importa saber quién pueda ser yo, porque soy insignificante. No te sofoques tanto, que te vas a "desencuadernar". No es para tanto. El amor está en el aire y la respuesta siempre en el viento, que sopla como quiere y cuando quiere, como bien sabes. Si te refieres a mí, no has estado nunca junto a ningún poeta ilustre. Yo, no lo soy. Sólo soy tu amigo, y por ello ya no puedo ser más. Un fuerte abrazo y continúa "sintiendo". Luis Madrigal.-

P.D. No propongo ningún reto. Esa partida de ajedrez, ya se jugó. Y la perdí. Vale.-

Luis Madrigal Tascón dijo...

Paqui: No te preocupes lo más mínimo. También yo sigo explorando despacio tu Blog. Ya habrá tiempo para todo. Muchas gracias por tu elogio. Un beso. Luis Madrigal.-

Luis Madrigal Tascón dijo...

Muchas gracias también a tí, querida Ángeles. Tu anális es muy acertado. Aunque Lópe, lo hacía por docenas, Dante y Petrarca, tan sólo "a una sola", como dices. Y tienes razón también en que los sentimientos no son fácilmente analizables desde fuera de sí mismos.Entre otras causas porque la palabra, aun siendo el origen de la vida, en manos de nosostros los mortales es un arma de muy corto alcance y precisión. Seguiré leyendo con interés tus sabrosas y profundas "ficciones" narrativas. Saludos a Mercedes. Un beso. Luis Madrigal.-