EN ESPAÑA ES OTOÑO

EN ESPAÑA ES OTOÑO
Que lo sea siempre en paz

miércoles, 11 de mayo de 2011

YA SE INICIÓ LA FERIA DE SAN ISIDRO



Ayer Martes, 10 de Mayo, comenzó en Madrid la Feria taurina de San Isidro, el patrón de la Capital de España. Durante veinticuatro días consecutivos, 18 corridas de toros, 3 novilladas y 2 corridas de rejones, traerán la emoción y el arte a la arena de la Monumental de Las Ventas. Lástima que, una vez más, los antitaurinos, bajo esa patraña, o en todo caso simple mentira, de la crueldad con los animales, se obstinen en ir contra corriente de la noble tradición de un pueblo. Si el campo es para la hierba, y la hierba para los animales, los animales son para el hombre, lo que no quiere decir que éste deba faltar a los meros instintos de providad y caridad, ni siquiera con ellos, como seres también de la Creación. Pero no son personas ni, por lo tanto, sujetos de derecho alguno. Moral y jurídicamente, son cosas, semovientes, y todo ello ha de estar a disposición del hombre. ¡Queremos los toros vivos!, leí hace unos días en una de esas ridículas pancartas callejeras antitaurinas. ¿Acaso son los toros de lidia los únicos animales que se matan y sirven después para la alimentación humana? El toro de lidia vive libre, durante cuatro o cinco años, como un príncipe, en las dehesas, para pelear después por su vida, oportunidad que no se dá a los que se electrocutan en los mataderos. Frente a él, el torero, un tipo de verdadero artista  -la Tauromaquia es un arte-  que expone su vida y tantas veces se ve ante las puertas de la muerte. Llaman la atención, además de por lo injusto por lo ridículo, esos delicados espíritus, los de los quienes claman ante lo que dicen ser crueldad con los animales, cuando, en este mismo momento y casi siempre, sobre la faz de la tierra, jamás han movido un dedo  -la mayor parte de los que conozco-  para alzarse contra todas las crueldades a las que se somete a los hombres. Es de observar, por cierto, y yo me alegro de ello, que, en esta Feria de San Isidro, participará el espada francés Sebástian Castella, que dicen los entendidos puede ser, en estos momentos, el número uno del mundo, a la par que la República Francesa, símbolo de la libertad en tantos aspectos, ha declarado de interés cultural la Fiesta de los Toros. Si, en España, la Cataluña independentista, siguiera, como algún día fue, bajo Francia, no podría haber prohibido esa Fiesta. Claro que tampoco, mucho menos, podría haber hecho otras muchas cosas. Pero, ya volverá a admitirla, ya lo creo. Al tiempo. Por el momento, ¡Viva la Fiesta nacional de España y de los pueblos hermanos de Méjico, Colombia, Perú, Ecuador, Venezuela...! Luis Madrigal.-


Y ESTE ES EL CARTEL DE LA FERIA




¡¡Bienvenidos a Madrid!!