EN ESPAÑA ES OTOÑO

EN ESPAÑA ES OTOÑO
Que lo sea siempre en paz

jueves, 28 de enero de 2010

NOTICIA MUY ATRASADA



Según parece, ha tenido nuevamente que ser otra vez ese gran leonés, que es Juan Pedro Aparicio, quien haga "llamar la atención", como él mismo, según dicen, ha declarado, sobre León y su viejo Reino, asi como sobre la escasa visibilidad de una Ciudad que fue la tercera Capital de España, en el orden sucesorio de sus capitalidades (Cangas de Onís, Oviedo, León), mucho antes de que existiese Castilla, y menos aún Valladolid del Páramo. Una Ciudad y un viejo Reino hoy arrasados por ese mal invento de las Comunidades Autónomas. Sin tener nada que reprochar a cántabros, riojanos, o murcianos, por ejemplo, cuyas Ciudades son sede de gobierno de sus respectivas Comunidades Autónomas, Santander, Logroño o Murcia (nada de nada que decir), resulta muy difícilmente explicable que León, que ocupa por entero uno de los cuatro cuarteles del escudo nacional de España (aparte ese quinto de la granada), se haya visto objetivamente, no sólo injuriado en su Historia, tras la crucifixión de que ya fue objeto en el siglo XIX, sino socio-éconómica y socio-culturalmente postergado. Eso, no podremos perderlo de vista nunca los leoneses. Y ahora, muy recientemente, de un modo concreto este último Lunes 25 de Enero, en la edición correspondiente a dicho día, que arriba se reproduce, la periodista Emma Rodríguez, viene a descubrirnos que un señor australiano llamado John Kane, "ha argumentado firmemente en su último libro", que la democracia -tan ensalzada por todo el mundo civilizado- no es un invento inglés, sino que fueron los leoneses de la Edad Media quienes ofrecieron al mundo tan valioso invento. ¡Menudo descubrimiento, señor Kane!, aunque muchas gracias de todos modos. Pero eso ya lo sabíamos los descendientes de aquellos "inventores". Deben saberlo también en el Congreso de los Diputados, la Cámara baja de nuestro actual Parlamento español, porque allí mismo, en el solar de su sede, se alza una inscripción recordando a las primeras Cortes del mundo, las Cortes Leonesas, que se celebraron en el año 1188, bajo el impulso de aquel gran último Rey de León, Alfonso IX, padre del santo varón que nos unió para siempre a Castilla. Lo sabíamos, lo sabemos, pero quienes parecieron ignorarlo fueron los autores del esperpento autonómico de 1978.¡Qué le vamos a hacer...! Y además fue otro leonés, un falangista de pro, que dicen era muy listo, y que seguramente no lo era tanto, excepto para la "hogaza", que decimos por allí. En realidad, en León, en el verano, y en el invierno colgados del techo, pueden encontrarse muchos melones, sin embargo todos vienen de fuera. Pero en aquella ocasión, no, el "melón", teóricamente, era de dentro, aunque eso sí, tan sólo de un pequeño pueblo del Páramo, colindante con la esteparia llanura en la que se dice ubicada la capitalidad de esa extraña, híbrida e inexistente Comunidad "autónoma", que llaman "Castilla y León". Pero, algunos periodistas, los mismos que dicen en las emisoras de radio, o en TV "decir que", acostumbran a decir "Castilla-León". ¡Que asco...! Por lo menos, por favor, digan ustedes Castilla y León, aunque en todo caso, lo justo y riguroso sería decir León y Castilla. El orden ante todo, es una cuestión procesal digna de tenerse muy en cuenta. Por lo menos, eso. Y desde luego, no nos insulten llamándonos "castellano-leoneses". Yo, no soy castellano-leonés. Sólo soy leonés. Lo fueron mis gloriosos antepasados, dejándose la sangre, para poder hoy ser españoles. Luis Madrigal Tascón.-

Arriba, facsimil de la noticia de "El Mundo", de Madrid. Más abajo el sagrado lugar -sagrado porque está presidido, día y noche, initerrumpidamente, por el Santísimo Sacramento, sobre las cenizas de San Isidoro de Sevilla- en el que se celebraron las Cortes de León en el año 1188, y por tanto solar del Primer Parlamento del mundo.




6 comentarios:

Mercedes Pinto dijo...

Bueno, no te enfades, ahora lo sé, no es lo mismo castellanoleonés, que leonés, que es lo que tu eres. Todos los días son buenos para aprender, y hoy ha sido muy prolijo.
Un placer leerte.

Luis Madrigal Tascón dijo...

¡Gracias, Mercedes...! Díselo a todos los que conozcas, por favor. Somos más españoles que los castellanos, pero sólamente somos leoneses. Un beso. Luis.-

El Blog de Clau dijo...

No es por alabarte, en realidad lo estoy haciendo un poco a todos los Europeos,que siempre se nota les brota el amor a su tierra hasta por los poros.Nosotros en cambio somos,el llamado crisol de razas, y como tal gritamos un gol y comemos como italianos, somo sensibles como españoles,creimos en una época ser París en América y así podría hacer una lista interminable.
Besos
Claudia

Capuchino de Silos dijo...

Me alegra saberlo. No lo sabía y estoy contenta de saber otra cosita más en el día de hoy, aunque yo tenía que haberlo descubierto. Tú si que eres un verdadero demócrata (te viene de cuna), además de un auténtico cristiano que muchos se adjudican sin sarber siquiera lo qué es.
Un fuerte abrazo y muchas gracias por la información.

Mariana dijo...

Siempre nos cuentas temas interesantes Luis, atrapantes.
Qué tengas un lindo fin de semana.
Cariños

Man dijo...

Mi ínclito y dilecto amigo Luis:
He quedado perfectamente informado de lo de las Cortes de León, cosa que ignoraba y prometo documentarme.
Cuando tenga un poco de tiempo haré una entrada en mi blog sobre el primer asentamiento de la “VI Legio Victrix” y la “VII Legio Gémina” (si no recuerdo mal). Sobre la inoportuna ausencia del rey Alfonso IX de León (que estaba en Babia) en la Cruzada que llevaba acabo su mal querido primo Alfonso VIII de Castilla y que devino en la magnífica y sin par batalla de las Navas de Tolosa el 16 de julio 1212. Aquél mal gesto costó un reino y posiblemente la primogenitura a León, y sobre la complicada reunificación de Castilla y León en la persona de Fernando III “el Santo” padre de mi rey Alfonso X “el Sabio”, del que se está celebrando en estos días una magnífica exposición en Murcia y de la que me gustaría hablaros.
De los “melones” que hay colgados por León, mejor ni hablar pues no son de León, según me tiene dicho y advertido mi buen amigo leonés y afincado en Murcia el Dr. D. Secundino que dice que el melón mas gordo es de Valladolid aunque digan que es de León.
Yo solo he estado en León en una sola ocasión allá por los años 1962 un solo día para visitar a mi hermano que estaba interno en el colegio de HH de FF y solo recuerdo la magnífica Catedral con su rosetón y la plaza donde estaba la estatua ecuestre (creo que era del Cid) y la casa Botinés proyectada por mi admirado Gaudí y que fue construida en 11 meses.
Un abrazo