viernes, 21 de noviembre de 2008

A CÓRDOBA...


¡Oh excelso muro, oh torres coronadas

De honor, de majestad, de gallardía!

¡Oh gran río, gran rey de Andalucía,

De arenas nobles, ya que no doradas!


Oh fértil llano, oh sierras levantadas,

Que privilegia el cielo y dora el día!

¡Oh siempre glorïosa patria mía,

Tanto por plumas cuanto por espadas!


Si entre aquellas rüinas y despojos

Que enriquece Genil y Dauro baña

Tu memoria no fue alimento mío,


Nunca merezcan mis ausentes ojos

Ver tu muro, tus torres y tu río,

Tu llano y sierra, ¡oh patria, oh flor de España


Luis de Góngora y Argote

Córdoba.
Lejana y sola.

Jaca negra, luna grande,
y aceitunas en mi alforja.
Aunque sepa los caminos
yo nunca llegaré a Córdoba.

Por el llano, por el viento,
jaca negra, luna roja.
La muerte me está mirando
desde las torres de Córdoba.

¡Ay qué camino tan largo!
¡Ay mi jaca valerosa!
¡Ay que la muerte me espera,
antes de llegar a Córdoba!

Córdoba.
Lejana y sola.

Federico García Lorca


No hay más palabras. Todas ellas, sobran. Quizá, tan sólo un poco de música. Luis Madrigal.-




4 comentarios:

Alicia Abatilli dijo...

Gracias por Mario, gracias por lo de tu Córdoba.
Un abrazo.
Alicia

Luis Madrigal Tascón dijo...

Alicia, no es mi Córdoba... Es la tuya. ¿Tan lejos de lla estás que ya no la conocea? Un beso.

RECOMENZAR dijo...

Me gusta tu blog No conozco Cordoba pero la estoy conociendo. besos desde este lado de mi alma

Luis Madrigal Tascón dijo...

Debo decir a "mi despertar", que hay dos Córdobas. Una, relativamente cerca de Miami -sólo relativamente- o al menos en el mismo continente. La otra está quizá -tal vez sólo quizá- más lejana. Aunque quien sabe, no conozco las isocronas de la navegación aérea. En cualquier caso, ¿a cuál de ellas te referías? ?¿cuál es la Córdoba que estás conociendo? Las dos son muy hermosas, aunque a mí, en este momento, tan sólo me gustaría estar en una de ellas. Muchas gracias por tu visita.